Como dejar de depender de los demás

0
80
views
Pareja independiente de la otra
Recuerdo cuando tomé la decisión de poner fin a mi dependencia financiera de mi madre.

 

Yo tenía 20 pesos en mi cuenta bancaria, no tenía un lugar para vivir y el único ingreso que tenía era de un trabajo a tiempo parcial y un par de proyectos independientes.

 

Aunque el momento puede haber sido un poco dramático, había un sentido de urgencia en mi decisión. Yo estaba desesperada por liberarme del ciclo de salir repetidamente de casa sólo para volver con mi cola entre mis piernas y sin dinero para vivir.

 

Cada vez que regresaba a casa, mi madre se ofrecía a pagar mis facturas y yo aceptaba que ambas nos resentíamos en secreto.

 

Me di cuenta de que no estaba a la medida de mi mayor potencial porque no tenía que hacerlo. Nunca me quedé con nada por mucho tiempo porque sabía que mi madre siempre estaría allí para pagar mi fianza si fallaba. Cuando las cosas se volvieron demasiado difíciles, aburridas o rutinarias, podía renunciar.

 

Entonces, Lo dejé.

 

No sólo me estaba aprovechando de ella, sino que estaba saboteando mi propio crecimiento y desarrollo personal.

 

Establecer mi independencia financiera de mi madre significaba que ya no aceptaba sus ofertas de ayuda. También significaba perseguir mi carrera en serio para generar ingresos adicionales. Caminaba todo el trayecto hacia o desde el trabajo para ahorrar dinero del transporte.

 

Dormí en el sofá terriblemente incómodo en la sala de estar de otra persona. A veces, no comía durante varios días hasta que llegaba mi próximo cheque.

 

Fue una experiencia tan humillante y una lección que espero no tener que repetir. Pero, aprendí mucho acerca de quién soy y de que soy realmente capaz de retarme a ser independiente.

Persona independiente

 

Estableciendo la independencia

La relación entre un niño y un padre es sólo una de las muchas relaciones que pueden requerir que uno o ambos individuos desarrollen la independencia. Otros ejemplos incluyen las relaciones entre parejas románticas y amistades.

 

Aunque cada relación tiene su propia complejidad, lo que he aprendido es que hay tres pasos generales en este camino hacia la independencia: declaración, separación y reconexión.

 

1. Declararla

El primer paso en el proceso es declarar su independencia. Piense en la etapa de declaración como cortar el cordón umbilical emocional. En esta etapa, usted comparte su intención de independizarse de la otra persona.

 

Esta Declaración podría ser satisfecha con confusión, enojo, tristeza y una variedad de otras respuestas y emociones. Aquí hay algunas cosas para recordar al declarar su independencia:

 

  • Comunique su mensaje con confianza y firmeza.
  • Mantenga su mensaje corto y al punto.
  • Usa las declaraciones de «Yo» para comunicar que su decisión no es sobre ellos, sino sobre usted.
  • No sientas la necesidad de justificar o disculparte por tu decisión.
  • Libere la necesidad de asumir la responsabilidad de la respuesta de la otra persona.
  • El contenido real del mensaje puede ser relativamente simple. Considere este ejemplo.
«Estoy haciendo algunos cambios positivos en mi vida, aunque puede que no sea fácil de hacer. Estoy tratando de tomar más responsabilidad por mi misma y mi vida. Quiero ser más independiente y descubrir quién soy. He dependido de TI para (insertar información específica) y necesito alejarme de mi dependencia de ti y dar un paso más en mí mismo. Mi decisión no es un reflejo de ti. Es una declaración sobre mí y Dónde estoy en mi vida. Así, por un período de tiempo, voy a tener menos participación con usted.

 

Es probable que puedan pedirle un plazo específico; Simplemente indique que tomará el tiempo que sea necesario para desarrollar su independencia y descubrir quién es usted.

 

2. Sepárese

Separar los medios para formar un límite distinto entre usted y la otra persona. Esto se puede hacer separando física, sexual, financiera o emocionalmente, lo que se necesita depende de la naturaleza de la relación.

 

Si la separación física no es posible, limite la cantidad de tiempo que usted pasa hablando o interactuando con esta persona. Enfóquese en definir los límites emocionales y saludables y vivir de acuerdo con ellos.

 

En última instancia, el propósito de la separación es permitir que usted se vea más claramente y descubrir lo que es necesario para su propio bienestar. En el espacio creado por la separación permites que tu yo interior hable. Las distracciones que una vez fueron creadas por las necesidades, opiniones, pensamientos y sentimientos de la otra persona comenzarán a despejarse. Finalmente podrás distinguir lo que es auténtico, verdadero y honesto para ti.

 

Usted se da cuenta de las necesidades que una vez se cumplieron con su dependencia de la otra persona y descubre maneras de satisfacer esas necesidades por sí mismo. Tal vez eras dependiente de la otra persona para motivarte, calmarte, distraerte de tus problemas o hacerte sentir amada.

 

¿Qué haces cuando esta otra persona ya no juega ese papel en tu vida?
Aprendes a asumir la responsabilidad de motivar, calmar y amarte a ti mismo. También puede comenzar a abordar los problemas que una vez evitó e ignoró. La separación le permite experimentar verdaderamente su independencia y recuperar el poder sobre sus opciones, comportamientos, creencias y las huellas emocionales que crea y deja atrás.
Paradójicamente, cuanto más responsabilidad tome, más libertad tendrá — la libertad de ser usted mismo y de vivir su vida a propósito.
Probablemente te estás preguntando, «¿cuánto tiempo debo separarme?».
Esto depende de las circunstancias y de la naturaleza de la relación entre usted y la otra persona. Sin embargo, tiene que ser lo suficientemente largo para que usted pueda identificar y entender sus propias necesidades, opiniones, pensamientos y motivaciones de forma independiente.
Para algunos esto puede tomar días, semanas, años o incluso décadas. Otros pueden determinar en el curso de la separación que la reconexión no es una decisión sana no importa cuánto tiempo ha pasado.
Una prueba simple es ésta; Sintonizarse en sí mismo. ¿Qué sentimientos surgen cuando piensas o interactúas con esta persona? Si siguen siendo predominantemente negativos o confusos, es posible que no esté listo para volver a conectarse.
Si no es posible interactuar con la otra persona sin perderse, evalúe si esta persona merece un lugar en su vida en absoluto.

3. Vuelva a conectar cuando esté listo

La etapa final es la reconexión. Esta etapa implica hacer nuevos acuerdos y re-negociar los roles dentro de la relación. Estas funciones deben ser claramente enunciadas y acordadas por ambas personas.
Preguntas a considerar:
  • ¿Qué comportamientos son aceptables? ¿Inaceptables?
  • ¿Qué expectativas se tendrán el uno del otro?
  • ¿Qué consecuencias habrá si no se respetan estos acuerdos?
Tener consecuencias en el lugar no es un intento de controlar o manipular a la otra persona. Más bien, es una cuestión de ser extremadamente claro sobre lo que funciona y lo que no funciona. Una vez que usted comunica estas expectativas, la otra persona entonces tiene el poder de decidir si están de acuerdo o no.
Este proceso requiere que seas completamente auténtico y actúes con integridad. Si algo no está funcionando para usted y usted lo acepta de todos modos, usted está siendo deshonesto con usted mismo y con la otra persona. Esto a menudo causa confusión y enojo reprimido.
  • Declare claramente sus intenciones.
  • Tómese el tiempo para descubrir su auténtico yo.
  • Volver a negociar los roles en la relación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.