8 consejos para empezar a vivir tus sueños

0
337
views

Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido.
George Eliot

Todos teníamos sueños mientras crecíamos. Pensábamos que podíamos hacer lo que sea. Queríamos ser bomberos, policías, maestros, Superman y así sucesivamente. Pregúntele a cualquier niño pequeño, y ellos se iluminarán cuando te digan lo que les gustaría ser – realmente creen que pueden hacer cualquier cosa. Todos estamos de acuerdo con ellos, y hacer que lo crean.

También tuvimos esos sueños cuando éramos niños, pero de alguna manera los perdimos por el camino. ¿Qué nos pasó a medida que crecimos en la adultez? ¿Adónde fueron nuestros sueños? ¿por qué no estamos haciendo todas las grandes cosas que pensábamos que podíamos hacer como niños?

¿Cuándo perdimos el fuego en nuestros ojos?

Después de charlar con una amiga de la infancia con la que tuve la dicha de reunirme la semana pasada y escuchar las buenas nuevas sobre su nueva vida, decidí recopilar extractos de aquella historia y presentarte 8 consejos para que vivas por fin tus sueños.


Yo era esa niña que pensaba que podía hacer cualquier cosa, pero cuando la vida intervino todo cambió. Sabía que quería ser escritora, pero me dijeron que no era y que nunca podría ser una carrera. Me dijeron constantemente que siguiera los pasos de mi primo.

Mi prima era una contadora increíble. Ella se había hecho Vice Presidente en una de las cinco firmas principales de contabilidad en ese entonces.

Trabajé duro en la escuela, estudiando contabilidad como ella. Aunque no me gustó nada, lo hice muy bien. Sin embargo me sentí como un fracaso.

Vacía e incompleta

Recuerdo haber llorado incontrolablemente en el tren camino a casa desde el examen final. Me sentí muy triste por mí misma. ¿quién era yo, y qué iba a hacer ahora? Yo había hecho todo lo que me dijeron que hiciera, pero nunca lo que quería hacer. Me sentía perdida, vacía y asustada. Estaba incompleta.

Sabía que nunca quise ser contadora, pero también era un placer para la gente. Haría cualquier cosa por ser querida e ignoré como me sentía.

Si otras personas estaban felices, eso estaba bien para mí, incluso si yo era miserable. Estaba haciendo feliz a mi familia viviendo el sueño de mi prima. Si estaban contentos con mis logros, eso estaba bien para mí.

Viví otros ocho años siendo miserable. Temía ir a trabajar. Odiaba estar sentada durante horas haciendo declaraciones de impuestos, auditorías y compilaciones, pero sentía que era demasiado tarde para hacer un cambio.

¿Qué hago ahora con todo lo que he conseguido? Yo había escuchado a aquellos a quienes pensé que sabían más, aunque yo sabía que ese nunca fue mi sueño.

Alguna perspectiva

Después de años de trabajos sin salida, despidos y despidos decidí dejar de perseguir el sueño de otra persona y vivir la mía. Vino después de que vi a un compañero de trabajo sufrir un ataque cardíaco casi fatal en el trabajo. Se recuperó, gracias a Dios, pero me hizo pensar en las cosas de manera diferente. Puso la vida en perspectiva para mí.

Fue la decisión más difícil que he tomado, pero era necesario que me sintiera libre. No fue fácil, porque yo había hecho una vida para mí en la contabilidad, pero sabía que necesitaba hacer un cambio e ir después de mi sueño.

¿Qué pasó a lo largo del viaje de la vida que causó que esa luz en tus ojos no brille más intensamente? ¿te desanimaste a lo largo del camino como lo hice yo o las preocupaciones de la vida te hicieron apartar tus sueños?

¿Estás viviendo tu sueño? Si no, ¿de quién es?

Mira lo que estás haciendo ahora, y pregúntate si esto es realmente tu sueño. Si no, usted necesita entender que usted tiene una oportunidad de salir y recuperar su sueño.

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo ir tras sus sueños:

1. Averigua lo que te hace feliz

¿Qué te hacer sentirte feliz cuando hablas de ello? ¿Qué harías hoy felizmente, aunque no te pagaran? Eso es lo para lo que estás hecho.

Encuentra una manera de hacer que suceda, y no te des por vencido hasta que lo hagas. Es posible que no tenga los recursos financieros para hacerlo, pero empieza de forma pequeña y toma medidas que te llevarán en la dirección de tus sueños.

2. Haga de su sueño su carrera ideal

Sea lo que sea que amas y quieres hacer, puedes convertir eso en una carrera si lo amas lo suficiente. Vivimos en una época en la que hay un mercado para todo lo que se puede soñar.

La tecnología ha hecho el mundo mucho más pequeño, y más gente es alcanzable. Ya no hay excusas. No te conformes con la mediocridad.

No sigas luchando tan duro sólo para sobrevivir, cuando podrías estar viviendo tu sueño. Aléjate de la seguridad de tu zona de confort. Sal a tomar una oportunidad por tu sueño, y haz todo lo posible para que suceda.

3. Tómalo un día a la vez

Empiece a ser pequeño y no dé su vida entera antes de que esté lo suficientemente seguro para invertir todo su tiempo y energía en hacer que funcione para usted. Sea consistente.

Usa tu tiempo sabiamente. Toma clases, lee un libro o Búscate un mentor que te guiará y te ofrecerá herramientas que te ayudarán a seguir adelante.

Tomará algún tiempo para que tu sueño se vuelva realidad. Recuerde que has estado trabajando todo este tiempo para hacer posible los sueños de otros. No te des por vencido.

4. Sigue siendo positivo y sigue soñando

También debes recordar que tu sueño no llegará a buen término durante la noche. Debes estar comprometido y dispuesto a trabajar duro en él.

No te des por vencido soñando incluso cuando las cosas se endurecen. ¿Recuerdas tus luchas en tus trabajos de ocho a cinco y lo difícil que fue para ti obtener los resultados que querías?

Esos sueños eran de otra persona. Mantén eso en la parte de atrás de tu mente cuando estés teniendo un mal día trabajando en tus sueños.

5. Evite el Naysayers

Trabajar para mantenerse positivo en todo momento. Aléjate de aquellos que no creen en ti o en tus sueños.

Tendrás gente en tu vida que no te apoye, o que crean que puedes alcanzar tus sueños. Algunos te lo harán saber, pero por favor no dejes que eso te desanime. Cree en ti mismo.

Encuentra gente que te anime y motive a ser mejor. Vas a tener días malos — más de lo que quisieras — pero debes recordar que si lograr tus metas fuera fácil, no significaría mucho para ti en absoluto.

6. Prepárate para fallar antes de tener éxito

Cuando estás decidido a ir tras tu sueño, no permitirás que nada te detenga o se interpondrá en tu camino. Esto significa que tienes que estar preparado para fracasar antes de que finalmente lo logres.

Es una parte natural de la vida. El fracaso no significa que sea el final, sólo sé que tendrás que levantarte y seguir trabajando hacia tu objetivo final.

Habrá momentos en los que te pondrás triste y desanimado por los reveses que tienes, pero Mantén tus ojos en lo que quieres lograr.

7. Recuerde que nunca es demasiado tarde

No importa la edad que tengas; Nunca es demasiado tarde para ir tras tus sueños. Podría haber tenido un mal comienzo en la vida, o podría estar divorciado y tener que criar a sus hijos. Sea cual fuere la situación para ti, ahora es el momento de ir tras tu sueño.

No te concentres en lo que no has tenido, sino en lo que tienes ahora. Resiste la tentación de auto-detestarte. No gastes tu tiempo sintiendo lástima de ti mismo; usa el tiempo para trabajar en hacer que tus sueños salgan a la luz.

8. Deja de enfocarte en los demás

Cuando decides ir por tus sueños, vas a ser tentado a comparar tus logros con los de los demás. Si realmente quieres ver tus sueños salir a la luz, resiste esta tentación.

Recuerda que todo el mundo tiene un punto de partida diferente, y todos tenemos diferentes recursos para lograr nuestros  objetivos. En lugar de eso, busque a personas con las que pueda trabajar. Lograrás más cuando trabajas con otros que si intentas hacerlo todo solo.

Al final, el objetivo es hacer lo que amas y encontrar una manera de ganarte la vida haciéndolo. No pienses que no puedes lograr lo que quieres. Es mejor intentar y fallar que nunca haber intentado en absoluto.

Recuerda, incluso si no tienes éxito en el primer intento, has aprendido mucho más sobre ti mismo y sobre lo que quieres alcanzar. Al final, no sólo se lograrán tus objetivos sino que te convertirás en una mejor persona en general. Te habrás convertido en alguien más fuerte, más seguro y sin miedo.

Antes de irte:

Suscribete aquí para recibir nuestros boletines con los últimos posts publicados!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.